31 Julio 2020

Extranjeros y AFP: una larga batalla

Hoy hemos visto como el retiro de fondos previsionales de las AFP ha copado la agenda mediática, y desde distintos sectores se hace un llamado a que este proceso, que ha comenzado hoy jueves 30 de julio, se realice de forma “rápida e impecable” como han afirmados ejecutivos desde las administradoras de fondos, intención que desde luego valoran los afiliados.

Sin embargo, existe una realidad para un grupo de cotizantes, cuya experiencia ha sido muy distinta a “rápido e impecable” y es por eso que creemos que esta es una buena oportunidad para no dejar atrás reformas que sean parejas para todos.

La regla general establece que la obligación de cotizar en Chile rige para todos los trabajadores dependientes que desarrollan una actividad remunerada, pero existen ciertas excepciones y especificaciones recogidas en la Ley Nº 18.156, que en su artículo 7º  otorga la facultad de solicitar la devolución de los fondos previsionales que hubieran depositado los trabajadores extranjeros afiliados a una AFP, siempre que cumplan con los requisitos establecidos en el artículo 1o. del citado cuerpo legal.

Y acá empieza el camino cuesta arriba: uno de los requisitos para hacer este retiro es que quienes quieran hacerlo deben contar con la calidad de “técnicos”. Se entenderá por técnico a los trabajadores que posean conocimientos que puedan ser acreditados mediante documentos justificativos de estudios especializados o profesionales debidamente legalizados y, en su caso, traducidos oficialmente por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Esto ya supone una discriminación respecto a los trabajadores que no ostentan ningún título técnico, ya que si no existe algún documento justificativo, no se puede solicitar la devolución de los fondos, pero a pesar de ello, incluso con el título debidamente apostillado, en muchas ocasiones las AFP han rechazando las devoluciones alegando que los títulos deben ser validados por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

A modo explicativo: la apostilla consiste en una certificación única que permite legalizar documentos públicos para que sean válidos en todos los países que tienen firmado el Convenio de La Haya. Antiguamente para lograr esta autentificación, se debía acudir presencialmente a diferentes instituciones públicas, incluido el Ministerio de Relaciones Exteriores. Sin embargo, a partir del 30 de agosto de 2016- fecha en la que entró en vigor el convenio en Chile- se terminó con este proceso dando paso a un trámite único gracias a la implementación de la apostilla. Es decir, un documento emitido en el extranjero con la apostilla de la Haya no necesita ningún trámite posterior para tener plena validez en Chile, igual que un documento emitido y apostillado en Chile no requiere nada más para ser válido en cualquier país que tenga firmado el Convenio de la Haya.

Sra.Carla Lazzerini

Gerente General NewExperience, Miembro del Comité de Inversiones y Comercio de Exterior CAMACOES

 

Suscripción a nuestro Boletín

Recibir información actualizada de la Cámara y sus Socios